hermandad-perdon-jerez-1

Templo

Desde 1998 (con excepción del periodo 2009-dos mil once) hace estación de penitencia desde la Ermita de Guía. Es la más vieja ermita de la que se tiene noAzulejo del Muy santo Cristo del Perdón (Ermita de Guía)ticias en Jerez, es famosa como “de Guía”, documentada como “de la Alcubilla” y posteriormente titulada “de San Isidro Labrador”. Está ubicada al lado de la cuesta de la Alcubilla en la salida de Jerez camino de El Puerto de Santa María.

Se le empezó a conocer como Ermita de Guía puesto que se hallaba en la confluencia de caminos que iban a Sanlúcar, Cádiz y la Sierra, y servía de guía para los mercaderes de la temporada. En mil doscientos sesenta y cuatro cuando Alfonso X conquistó Jerez, la construcción era un eremitorio que debía haImágenes de la Fraternidad del Perdón en la Iglesia de San Dionisioberse encontrado en ruinas, estropeado por el empleo indebido que los musulmanes de la ciudad le ofrecieron, con lo que se construyó uno nuevo en el mismo sitio, inaugurándose en 1285. Fue cedido a una pequeña comunidad religiosa de frailes agustinos.

La Ermita de Guía es quizás el templo jerezano que en mayor número de ocasiones aparece reproducido en grabados, dibujos y pinturas desde el siglo XVI.

En 1643 los monjes agustinos se establecen en un nuevo convento. Abandonada la vieja ermita debió arruinarse, mandando el Cabildo Municipal en mil seiscientos setenta, hacer una nueva ermita sobre los terrenos de la precedente, que se acabó el 4 de diciembre de 1675, siendo profesor mayor de la urbe Diego Moreno Meléndez, a quien podemos atribuir su traza, y dedicado ahora a San Isidro Labrador. Asimismo hay que indicar la íntima relación que la ermita guarda con la restauración de las acometidas de las aguas de los Albarizones, que por aquéllos años se estaba realizando, lo que incluso hizo que parte de ella se ubicase sobre los depósitos o bien alcubillas que también fueron rehechos nuevamente en esta data. La edificación que hoy se conserva, puesto que, es el que se levantó en el siglo XVII.

El exterior de la ermita presenta 2 puntos de interés: el acceso a los depósitos de agua que se encuentran bajo su presbiterio y la portada. El acceso a los depósitos se realiza a través de una doble arcada ubicada en su lateral izquierdo. Éstas, que fueron efectuadas en 1674, se anotan entre tres manchones adosados prestos al bies que se rematan en pirámides; el central presenta una sutil pero interesante decoración de progenie gótica en forma de doble glabete, que contrasta con el sentido clasicista de los encuadres y frontones que completan la composición.

La portada de la ermita es de gran sencillez, tan sólo perfilada por un doble baquetón con orejetas y frontón triangular, flanqueado por jarrones a los dos lados en cuya base se sitúan los escudos de la ciudad. En la parte superior se ubica la espadaña, a la que da altura un basamento cuadrangular con el escudo de Carlos II, flanqueado por lápidas conmemorativas de la finalización de la ermita en 1675.

El interior es de reducidas dimensiones, sobresaliendo en él la bóveda de cañón labrada en piedra y dividida en tres tramos. Cada uno de ellos de estos recibe una decoración geométrica diferente, resaltando en el central el escudo de la urbe, en tanto que el Cabildo municipal promovió su construcción.

Entre las innumerables donaciones efectuadas a esta ermita entre los siglos XVI y XVII, está la imagen de Nuestra Señora del Auxilio.

Otra imagen reverenciada en su momento en este lugar y que da nombre al templo es la de Nuestra Señora de Guía. La primitiva imagen fue sustituida por una bella pintura sobre tabla que representa a la Virgen y al Niño con un lucero en la frente, lucero que serviría de guía a los caminantes que emprendían viaje y se confiaban a la Virgen. Esta vieja tabla anónima de finales del siglo XV o principios del XVI, que ha sido restaurada, se encuentra el día de hoy en la R. e I. Iglesia Catedral.

El ambiente de esta ermita continúa casi inalterado desde hace 4 siglos, al tiempo que la conservación del edificio es llevada a cargo por la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón. No obstante su ambiente inmediato es destruido por la presión urbanística, lo que ha motivó la petición del comienzo de expediente de declaración BIC (Bien de Interés Cultural). Los trabajos arqueológicos previos llevados a cabo en el solar, han descubierto por el momento restos de valor histórico. Actualmente se ha edificado un enorme edificio a su lado nada acorde con el entorno.

Historia

Sus primeros inicios tuvieron sitio en 1963. En sus primeras manifestaciones como Institución, aparecen un grupo de vecinos del distrito cercano a la Parroquia de Santa Ana. El primer inicio fue atraer al obrero a la Iglesia y se creó, de este modo, una Junta Organizadora. Desde los inicios está sostenida por sus hermanos, manteniendo que lo más esencial es la Fraternidad en sí y no la salida procesional. De 1963 a 1967 demostró la auténtica finalidad de sus principios, a pesar de no haber sido reconocida todavía oficialmente. El 10 de enero de 1967 se aproPrimera salida procesional del Stmo.Cristo del Perdón en el Sábado Beato de mil novecientos setenta y tres. Procesionó en el paso prestado de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias. Va por Santiago,.camino de la Colegialbaron sus primeras normas de funcionamiento. El diecinueve de marzo de mil novecientos setenta y dos, un conjunto de componentes de la Hermandad consiguió una audiencia con el Cardenal Bueno Monreal, que ordenó la constitución de los Estatutos que la regirían como Asociación penitencial. Tras unas correcciones, fueron aprobadas el 28 de marzo de 1973. El cuatro de abril se constituyó una nueva Junta de Gobierno que reemplazó a la que se creó con la aprobación de sus primeras reglas el día veintinueve de enero de 1967. Desde un inicio mantuvo la idea de su carácter penitencial, pero siempre manteniéndose la suplementariedad de los desfiles procesionales.

El cortejo de la Hermandad del Cristo del Perdón a la salida de Santa Ana, antigua sedeDe 1963 a 1965, los hermanos realizaron gestiones a fin de que se realizara la imagen de este Crucificado. Se hizo cargo a Pinto. Los datos que se dieron para la realización de la talla fueron pocos, pero siempre moviéndose sobre la base de ser genuinamente original y guardase la actitud del perdón en el momento del diálogo con el Buen Ladrón. La imagen, en principio, se creó para ser acompañada por las 2 figuras de los ladrones, pero, mLa Virgen del Perpetuo Auxilio fue a lo largo de muchos años, hasta el 1991, a los pies de su Hijo en el Paso de Misterioás tarde, para un mayor lanzamiento de las bases de la Corporación se sostuvo el Cristo solo. La Fraternidad sostuvo la talla en el domicilio del escultor, en tanto se reconocía su carácter penitencial. Al poco tiempo, se consultó al escultor, por la parte de una Cofradía de una urbe vecina, si le era posible efectuar otra talla de afines características, a lo que Pinto respondió que no realizaría nada igual, ni como es lógico, copias. El doce de febrero de 1967 fue bendecida la imagen a las 7,30 de la mañana.

La primera salida del Cristo a las calles de la Barriada se llevó a cabo en un Vía-Crucis realizado el Viernes de Dolores del año 1967, a las 9 de la noche, para de este modo de esta manera crear una auténtica costumbre entre sus componentes. A las pocas fechas, el día 1 de abril del año 1967, se realizó a las 8 de la noche el primer quinario, que es dirigido por el redentorista Agustín García García.

La primera salida procesional la efectuó en 1973 con la Hermandad de su parroquia (La Candelaria) portando al Cristo en el paso de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias, llevando incluso puestas túnicas de esta Fraternidad hermana, y guardando, como siempre y en toda circunstancia, un absoluto silencio desde el momento mismo de vestir el hábito penitente. Por segunda vez salieron a la Semana Santa siguiente, en 1974, habiéndolo en el paso del Muy santo Cristo de Viga, año en el que le cayó una enorme tromba de agua, debiendo reducir su recorrido. Ese año hizo estación en la tarde del Viernes Beato, frente a la imposibilidad de la asistencia a los actos religiosos de la Parroquia por parte de sus hermanos, medida que tras la consulta del Párroco con el Prelados, es admitida. La salida procesional en este año y en el anterior se realizaron desde el próximo jardín de la Parroquia y tras la debida protección de la imagen del Cristo con unos toldos. Dado este inconveniente, las 2 Hermandades de la Parroquia entran en común acuerdo y logran ampliar la puerta de salida del templo. Obras que son realizadas en 1975.

En 9 meses, fue hecho el paso para la Semana Santa siguiente. En 1975, la Fraternidad tuvo conocimiento del descubrimiento de una imagen de terracota de Dolorosa de en la entonces Colegial jerezana. Esta imagen era la primitiva imagen de la Virgen del Dolor, y que más tarde procesionaría con el nombre de María Santísima de la Amargura en la Hermandad de la Flagelación a lo largo de ciertos años y posteriormente guardada. Al poco tiempo, solicitó al Cabildo la cesión de la citada talla. El Cabildo la cedió a la Hermandad en depósito, con la condición de un culto continuado. Fue restaurada ese año de 1975 primero por Manuel Bonat y más tarde por José Guerra Carretero, siendo trasladada a la sede de Santa Ana el 8 de diciembre de ese año. Esta imagen procesionó en exactamente el mismo paso del Cristo hasta mil novecientos noventa y uno.

En el año de mil novecientos setenta y seis se ve suspendido el recorrido penitencial ante el mal tiempo reinante.

Desde el año 1992 esta Hermandad procesiona en la Madrugada, vieja aspiración de sus hermanos, y no la tarde del Viernes Santo como venía haciéndolo.

En mil novecientos noventa y dos, estrenó paso nuevo sin tallar, solo con la carpintería. En mil novecientos noventa y tres, presentó el tallado del frontal del paso (canastilla y respiradero)y cruz de guía arbórea de plata. En 1994, el tallado de la trasera del paso. En 1995, el tallado de los laterales de la canastilla con la capilla del Bautismo de Cristo, a la derecha de exactamente la misma, y a la izquierda con la Sagrada Familia, y reconversión de las varas de las presidencias en madera en el centro de las mismas.

Este año de mil novecientos noventa y ocho cambia de sede canónica estableciéndose en la Ermita de Guía tras haber procedido a su restauración, perteneciendo esta ermita a la Parroquia de San Salvador. Desde sus principios esta fraternidad ha sido semillero de amor hacia el hermano creando una auténtica familia difundiendo el mensaje cristiano especialmente en los entornos obreros.

El Viernes de Dolores, veintiseis de marzo de 1999, la imagen de María Santísima del Perpetuo Socorro sufrió un desgraciado accidente al incendiarse el manto con la cera caída de un pabilo a lo largo de la ceremonia de Besapiés del Cristo, lo que le produjo daños en la policromía de la cara y manos, siendo restaurada más tarde por Mari Paz Barbero.

El tres de noviembre del año dos mil se aprueba en cabildo la realización del paso de palio.

En la festividad de la Inmaculada del 2001, celebró el veinticinco Aniversario de de la llegada de la imagen de María Muy santa del Perpetuo Socorro a la Fraternidad con Eucaristía y un Acto Poético (ver fotografía). Aprobándose en Cabildo de Hermanos la salida procesional del paso de palio para la Semana Santa del 2002. Se bendijo el sábado 9 de marzo de dos mil dos. Realizando su salida procesional en la madrugada del Viernes Beato de ese año con gran brillantez. En el año 2003 se acaba la construcción de la Casa-Fraternidad, anexa a la Ermita de Guía.

En la madrugada del año 2004 no pudo hacer estación de penitencia debido a la lluvia. En el año dos mil seis incorpora en el cortejo un banderín de San José, titular asimismo de la Fraternidad. Desde el año 2007, tras petición de sus hermanos de cambiar el día de su salida procesional, efectúan su estación de penitencia en la tarde del Domingo de Ramos.

En el año 2008 cambiaron las túnicas penitentes, incorporando una cola en las mismas así como botonadura burdeos.

En el año 2009 efectuó estación de penitencia desde la Santa Iglesia Catedral, debido al mal estado de los alrededores de su sede, la Ermita de Guía, realizado sus cultos y estación penitencial también desde exactamente la misma en el año dos mil diez. En ese año 2010, debido a la dificultad de volver de momento a la casa Hermandad aneja a la Ermita de Guía, se instalaron las dependencias en una casa de la Plaza del Riachuelo.

El diecinueve de enero de 2011 se efectuó el traslado de las Imagenes de la Hermandad desde la Santa e Insigne Iglesia Catedral hasta la Iglesia Parroquial de San Dionisio para la celebración de los Cultos Cuaresmales, volviendo a la Santa Iglesia Catedral más tarde lugar desde donde efectuó nuevamente su salida procesional el año 2011.

El 12 de febrero de dos mil doce se realizó el traslado de las Sagradas Imágenes Titulares nuevamente a la Ermita de Guía.

La XXXVII edición de la Oración Poética de la Semana Santa Jerezana (correspondiente por año dos mil doce) que anualmente organiza nuestra Hermandad, fue pronunciada por el cofrade de nuestra urbe D. Manuel Sotelino Polonio. Su presentación estuvo a cargo de D. Gabriel Álvarez Leiva. La Fraternidad a la que se le dedicó esta remata edición fue “La Sagrada Resurrección.”

En el año dos mil trece, la Oración Poética fue dedicada a la Hermandad de Pasión. En el año dos mil trece, se memora las bodas de plata de la fundación de la Fraternidad.

Paso de Cristo

a talla del Santísimo Cristo del Perdón fue efectuada por el imaginero jerezaSantísimo Cristo del Perdónno Francisco Pinto Berraquero en 1966. Este artista nació en nuestra urbe en 1924, haciendo sus estudios en las Escuelas Superiores de Sevilla y Madrid, finalizando el profesorado en mil novecientos cincuenta. Lo datos que se dieron al artita para la realización de esta talla fueron pocos, pero moviéndose sobre la base de ser auténticamente original y que guardase la actitud del perdón en el instante de la charla con el buen ladrón. La estatua de entrada se creó para ser acompañada por las figuras de los dos ladrones, mas, para mayor afianzamiento de las bases de la Institución, se sostuvo el Crucificado solo.

También te puede interesar...  Hermandad de la Borriquita - Jerez [Historia, imágenes y pasos]

Se ha dicho que no se sabe si los hermanos de la Cofradía conocían el contrato que se subscribió, siglos ya antes, para realizar el Cristo de los Cálices, pero que a Pinto le afirmaron lo mismo que, en su día, Vázquez de Leca le dijo a Montañés: Deseaban una imagen del Salvador, de tamaño natural, clavado en la Cruz, aún vivo, con los ojos bien abiertos, mirando al penitente que se postre a sus pies, escuchando y excusando los pecados. No se charló de esSantísimo Cristo del Perdóntilo. Los hermanos deseaban que, una vez terminada la obra, jamás pudiese parecer una imagen del pasado que habían hecho titular de la Cofradía. El mundo cofradiero está habituado a las imágenes del siglo XVII y XVIII y también, incluso el día de hoy, son muchos los que reconocen el valor artístico del Cristo de la Viga y no pasan de ahí. Desde entonces, la talla del Cristo del Perdón, encargada y efectuada con criterios personales, ocasionó gran impacto en Jerez. En el momento de hacer este Cristo, Pinto no pretendió ajustarse a una realidad histórica. Por este motivo, en la talla, se observa la imagen de un adolescente barbilampiño. Es una concepción completamente libre del tema de la Redención y, obviamente, no se amolda a los Evangelios Canónicos, porque jamás preSantísimo Cristo del Perdóntendió adaptarse a dichos textos.

Nos llama la atención la corona de espinas que ciñe la frente y que, con muy, muy marcadas aristas y punzones, corta, a modo de casquete, las sienes del Cristo. Significativo es también el hilillo de sangre que cae de la comisura del labio derecho, detalle éste que no hallamos en ningún otro Crucificado jerezano. El profesor José Ramón Fernández Lira afirmó de este Cristo que es una Majestad románica, por lo que, todavía crucificado, prosigue, ante todo, siendo Dios, y ni la muerte le puede afectar, con lo que se olvida de su dolor y mira con aprecio y compasión a los mortales que se postran a sus pies. Sin embargo, algún detalle del mismo pone en entredicho esta teoría que ve en este Cristo a la antigua Majestad románica. Basta, en este sentido, contemplar el paño de pureza que ajusta sus caderas, reducido al mínimo, elemento este que el arte románico desconoció, ya que a los Crucificados se les vestía con una túnica larga, que lleSantísimo Cristo del Perdóngaba hasta los pies y que, con el gótico, se fue acortando progresivamente.

Tampoco el rostro del Cristo responde a los criterios románicos, puesto que se les efigiaba incruento y concebido únicamente desde cierto punto de vista divino. No de esta manera en el Cristo del Perdón, el cual aparece con un gesto de resignado y sufriente dolor, que responde, a nuestro entender, a otros postulados. Creemos que el Cristo tiene una fuerte inspiración en las representaciones paleocristianas que conSantísimo Cristo del Perdónfiguraban a Jesús como un adolescente, imberbe, idealizando el contenido puramente pasionista que, en realidad, habría debido tener. Es, en consecuencia, la representación, no de un dios joven, sino de un hombre joven, con algunos atributos o significaciones propias de su divinidad, como puede ser la serenidad que irradia el rostro. A partir del siglo VI, a Cristo se le comenzó a representar con barba larga y cabellera espesa. De ahí que nos hallemos ante una iconografía que rememora, quizá sin procurarlo, el pasado muy remoto de los primitivos cristianos. Siendo la talla una de las más modernas de Jerez, responde, paradójicamente, a unos postulados que, cronológicamente, son muchos más viejos que los que aparecen en el muy, muy antiguo Cristo de la Viga. Si nos fijamos en el paño de pureza, cordífero y escuetisimo de líneas, es evidente que la modernidad está fuera de duda, presentando unos volúmenes de corte cubista, indispensables en la iconografía antigua. Ver procesionar a este Cristo no deja de ser llamativo, sobre todo para los andaluces, tan apegados a las tallas barrocas y neobarrocas.

La Fraternidad mantuvo la escultura en el domicilio del artista jerezano hasta el momento en que no se reconociera su carácter penitencial y, como nota anecdótica, se cuenta que la talla estaba pagada antes de su realización. El doce de Febrero de 1967 fue bendecida la imagen a las 7,30 de la mañana, pero se anunció por los medios de comunicación que la bendición se habia realizado el día anterior, por lo que resultó un acto íntimo para los hermanos; en el mismo año salió en Vía-Crucis por las calles de la Barriada de la Plata. En el año 1973, paSantísimo Cristo del Perdónra la primera salida procesional, a la imagen se le cambió la cruz plana por otra ochavada, manteniendo en los extremos los mismos cortes a la berenjena; y la corona, que era de hierro originalmente, por otra hecha con ramas de acacia, esto es, de espinas de veras.

A la imaPaso del Muy santo Cristo del Perdóngen del Cristo se le alteró la corona de espinas, la cruz que lo sosten, que actualmente es arbórea, y el rótulo del INRI, de estilo clásico, conteniendo la tablilla la inscripción en latín, griego y hebreo. Todo ello con motivo de su traslado a nuevas andas procesionales en 1992. La nueva cruz es obra del hispalense Francisco Bailac González.

Hasta mil novecientos noventa y uno, María Muy santa del Perpetuo Socorro procesionaba en este paso al pié de la Cruz.

Detalle de los pies del Santísimo Cristo del PerdónEl paso del Cristo, de estilo neobarroco, fue la remata obra que efectuó para la Semana Santa jerezana el artista hispalense Antonio Martín Fernández, amoldando el diseño original del cofrade de la misma Fraternidad, Manuel Salado Argudo, plasmando el artista hispalense este primer proyecto a madera. La Fraternidad tenía muy claro que deseaba que fuera Antonio Martín el que realizara el nuevo paso y estuvo cinco años aguardando, en tanto que por aquellos años estaba efectuando el retablo de la Virgen del Rocío de Almonte. El paso de Cristo por último se pudo estrenar en mil novecientos noventa y dos, si bien soCartela de la Muy santa Trinidad del frontal del paso del Santísimo Cristo del Perdónlo iba en carpintería, de manera conjunta coincidiendo con la primera salida de esta Corporación en la Madrugada del Viernes Santurrón. La talla se concluyó en mil novecientos noventa y seis. Está realizado en caoba brasileira encerada que se acabará en su color obscuro sobre el que destacan querubines en madera de naranjo e innumerables piezas de orfebrería que han sido encargadas al sevillano Manuel de los Ríos, de los que se pueden contemplar el llamador, bandejas recogedoras y pasadores, además de sendos faroles en el centro de los laterales, entre los hachones ubicados en los costados y con los que realiza la iluminación. Todas y cada una estas piezas de orfebrería se han efectuado en alpaca y posteriormente plateadas. Las dimensiones de las andas son de doscientos veintisiete cms. de ancho por trescientos noventa y tres de largo y 155 de alto y tiene siete trabajaderas para un total de 28 costaleros.

La iconografía del paso fue encargada a Manuel Carmona y la carpintería la hizo Francisco Bailac González. Realizada en madera de cedro, tienen presencia múltiples capillas y cartelas en altorrelieve y doce estaciones del Vía Crucis en la canastilla o los escudos de la Hermandad, Jerez, del primer Prelado Rafael Bellido o Juan Pablo II. Si miramos el paLlamador del paso del Muy santo Cristo del Perdónso de frente en la delantera de la canastilla nos hallamos con la Muy santa Trinidad y en la trasera con las tres cruces con la escena de la conversión del buen ladrón, estrenados en mil novecientos noventa y cuatro, a la derecha vemos la capilla del Bautismo de Cristo ya la izquierda con la Sagrada Familia, estrenos éstas dos de mil novecientos noventa y cinco. En el año 2011 se policromaron esas capillas de la canastilla. Los padres de la Iglesia Occidental para las capillas de las esquinas (San Agustín, San Ambrosio, San Gregorio y San Jerónimo). Imagen de San Agustín, Padre de la Iglesia (Capilla lateral derecha del frontal del paso del Santísimo Cristo del Perdón) En el 2004 se han estrenado los 2 que corresponden a las capillas del frontal: San Gregorio Magno y San Agustín. Y en el 2005 los de las capillas de la trasera (San Ambrosio y San Jerónimo). Los arcángeles San Miguel, San Gabriel, San Rafael y San Uriel para las capillas laterales de la canastilla (En el 2006 se estrenaron 2 y en el dos mil siete los otros dos), efectuadas por Nuria Guerra Castellano. Hoy día le queda por completar las capillas de los respiraderos con las tallas de los doce apóstoles y doce querubines.

Las andas del anterior fueron hechas en los talleres de Formación Profesional de los Progenitores Jesuitas del Puerto de Santa María. Era de ukola y acabado en su color. Constaba de 3 tallas frontales, en las que se representaba el escudo de la Hermandad unido al de la Parroquia, en uno de los lados la Virgen del Perpetuo Auxilio y el otro a San José Obrero, efectuadas por Manuel Benítez Peña, de Vejer. Desde 1992 procesiona con la imagen del Cristo de la Misericordia, de la población de Trebujena.

Paso de palio

La imagen de María Muy santa del Perpetuo Auxilio es de autor anónimo y en 1975 fue retocada por Manuel Bonat y más tarde por José Guerra CarretMaría Santísima del Perpetuo Socorroero, en 1979. Está realizada en terracota. Esta Dolorosa tiene una historia interesante. La Colegiata jerezana fue elevada a Catedral en mil novecientos ochenta. Repetto Betes, deán de exactamente la misma, preocupado por el tesoro artístico del templo, halló la primitiva Dolorosa de la Fraternidad de la Flagelación, tras unas paredes que fueron derrumbadas y ocultaban un vestíbulo, ofertando a la Cofradía del Perdón la imagen, la cual fue trasladada a la Parroquia de Santa Ana, procesionalmente, el ocho de diciembre de mil novecientos setenta y cinco, tras el retoque de Manuel Bonat. Las manos fueron donadas por la Fraternidad de las Tres Caídas. Es una Dolorosa de características barrocas, fechable, con probabilidad, en los años finales del siglo XVII, atribuida al escultor italiano afMaría Santísima del Perpetuo Socorroincado en nuestra ciudad D. Jácome Baccaro.

En principio, era una Dolorosa de busto, completándola la Hermandad de la Amargura cuando la empleó en sus desfiles. Tiene un semblante expresivo y una expresión de intenso dolor, considerable, sobre todo, en el rictus de la boca, que es un detalle singular de la Dolorosa. Los labios son carnosos, turgentes. Lleva 2 lágrimas en la mejilla izquierda y una en la derecha. Hasta la realización del nuevo paso de Misterio procesionaba en el mismo, dando la espalda al Cristo, componiendo la escena evangélica del Stabat Mater Dolorosa. SeCorona de María Muy santa del Perpetuo Socorroguía, en consecuencia, una iconografía habitual del sentir andaluz. El Viernes de Dolores de 1999 sufrió quemaduras en la encarnadura de la cara y manos tras el incendio de una vela a lo largo del Besapiés al Cristo. Más tarde fue restaurada por Mari Paz Barbero. Hasta 1991, María Muy santa del Perpetuo Socorro procesionaba en el paso del Cristo al pié de la Cruz

La corona de la Virgen, abierta, es una obra de mil novecientos ochenta y cinco efectuada a dPuñal de María Santísima del Perpetuo Socorroos caras en plata de ley, sobredorada y con piedras de aguamarinas por la Orfebrería Mallol de Sevilla, según adaptación barroca de la corona que luce la imagen pictórica bizantina de la misma advocación, incluyendo 2 arcángeles en la ráfaga a los lados del escudo de la Fraternidad, atributos y demás inscripciones. En ella, el Niño Jesús está asustado por la aparición de los arcángeles Miguel y Gabriel que le muestran los instrumentos de la Pasión. Asimismo posee una diadema dorada de estrellas, obra del taller Viuda de Villarreal, de 1976. Está repujada y cincelada, y unas cabezas de angelitos forman el motivo principal de su decoración. Y a juego con la coCorona de María Muy santa del Perpetuo Socorrorona, un puñal de plata de ley sobredorada y aguamarinas del mismo taller y realizado en mil novecientos ochenta. En dos mil seis, estrenó saya de salida, bordada en oro sobre terciopelo burdeos y tisú de oro, realizada por Fernando Calderón. Esta saya fue restaurada en el año 2009-2010 por la Escuela Taller de Jerez, bajo la dirección del mismo Fernando Calderón. El mantón de la imagen está sin bordar.

Cartela central del respiradero frontal del paso de palio de María Santísima del Perpetuo SocorroEl paso está efectuado según boceto del orfebre Manuel de los Ríos Navarro y el bordador Fernando Calderón. El palio, de cajón, es de terciopelo color burdeos, las caídas del mismo color y terminadas en flecos dorados. Los faldones en terciopelo del mismo color, llanos. En el año dos mil cuatro presentó el frontal de crestería bordada. En el año dos mil cinco ya estrenó el bordado de las caídas delanteras y al año siguiente, las traseras, todo obra de Fernando Calderón.

Los respiraderos son de alpaca. En su frontal y en los laterales, tres cartelas protegidas por dos arcángeles de estilo renacentista, mostrando los atributos de la pasión que lleva el icono del Perpetuo Auxilio. La cartela del frontal lleva representada la Huida a Egipto, la cartela izquierda las Bodas de Canaán y la cartela derecha la Anunciación. AdeSaya de María Muy santa del Perpetuo Socorromás lleva pequeñas cartelas donde van las letanías. Los varales son de estilo salomónicos. Los basamentos llevan capillas donde van los Apóstoles, excepto Judas Iscariote, en su lugar se ha colocado la imagen de San Pablo. Los varales son rematados por perillas muy esbeltas, réplicas de los pináculos de la Ermita de Guía.

En 1983 Luis Jiménez González realizó los ochenta candeleros de plata cofradiera y estilo barroco. Fue restaurada por Manuel de los Ríos en el año 2001. Las jarras también son de estilo barroco, de la misma manera que la peana de la Virgen, plateada con apliques en el centro, donde va el escudo de la Fraternidad, sobredorado. Dos ángeles querubines en las esquinas. La imagen venera en el futuro representará a San José Obrero con el Niño en la mano. Los candelabros de cola, muy originales, saliendo de sus filigranas tres faroles hexagonales. En la figura adjunta podemos ver el boceto de los mismos, obra de Manuel de los Ríos.

Escudo

Representa este a las 3 cruces en el Monte Calvario y sobre ellas la mano de un sacerdote en el momento de absolver; todo rodeado por la corona de espinas.
Valora este post!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *