historia-prendimiento-jerez-1

El templo

Temporalmente tiene su sede en la Capilla del Asilo de San José, debido al estado de la Iglesia de la ciudad de Santiago.

Iglesia Parroquial de Santiago el Real y del Refugio. Se erigió sobre una primitiva capilla que funRetablo cerámico de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento (Iglesia Parroquial de la ciudad de Santiago el Real y del Refugio)dara en 1264 el Rey Alfonso X el Sabio en conmemoración de la ciudad de Santiago Apóstol. Se eleva la capilla sobre una capilla llamada de La Paz, que existía a extramuros de Jerez, cerca de la puerta del Olivillo. Es convertida en parroquia en mil trescientos sesenta y dos. En lo que hoy es sacristía estuvo esa capilla que fundara Alfonso X.

Comenzada su construcción a finales del siglo XV hay que anotarlo estilísticamente en el gótico isabelino, terminando exactamente la misma en el primer tercio del XVI. Santiago es el centro de uno de los distritos más populares de la urbe. El purismo y la desnudez de sus formas son las notas dominantes en este espléndido templo.

Sobresale de todo el conjunto su fachada primordial y de ésNave central de la Capilla del Asilo de San Joséta, la portada. Las secas del arco apuntado en que acaba la portada están decoradas con un motivo vegetal que enlaza con el cuerpo de la torre que hay sobre él.

La torre, barroca, es de mil seiscientos sesenta y tres y su chapitel está decorado con azulejos amarillos y dibujos en negro y cada cara tiene un dibujo diferente. En mil setecientos sesenta se levantó la torre del reloj, espadaña de 2 cuerpos con columnas salomónicas el primero. La portada más antigua es la lateral de la Epístola.

Su interior, magnífico en su parca belleza gótica del siglo XVI, obra de Alfonso Rodríguez, restaurada en los años 60 por el arquitecto Sr. Pons Sorolla. Es de 3 naves, planta de salón y sin formar crucero. Cada una de las naves acaba en un ábside, poligonal el de la nave central y cuadrado el de las otras dos. Tiene asimismo 3 capillas: la capilla mudéjar de la Paz, posiblemente lo más viejo del templo, es de hermoso abovedamiento; la del Sagrario de traza barroca y la gótica del Bautismo. Vale la pena mentar el baldaquino, obra moderna, del jerezano José Gallegos Arnosa.

Paso de misterio

La hermosa imagen de vestir de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento es de autor documentalmente ignoto, pero se trata de una obra casi segura de Camacho de Mendoza, imaginero y arquitecto de retablRostro de Nuestro Padre Jesús del Prendimientoos jerezano que dominó la escultura religiosa de la primera mitad del siglo XVIII en Jerez y su región, trabajando asimismo para pueblos y ciudades próximos. Representa el Prendimiento de Cristo en el Huerto de los Olivos, en el momento en que Judas le ha besado a modo de señal para identificarlo ante los captores. Jesús, de pie y levemente encorvado, inclina la cabeza hacia la izquierda e inclina sutilmente la mirada cara el lado derecho. Los ojos y las pestañitas son policromados en la madera. La boca, entreabierta, permite ver los dientes superiores tallados. Su estilo conecta con lo roldanesco o bien, lo que es lo mismo, con la obra de José de Arce, otro destacado escultor que efectuó una parte relevante de su obra en Jerez. La imagen, popularmente conocida como El Prendi y erróneamente atribuida a la Roldana, es una obra muy afortunada que rompe con el frecuente frontalismo de la iconografía del Cautivo, de la que se puede considerar una sus mejores representaciones. Frontalismo que se rompe con el barroco activo y la asimetría del cabello y de toda la compoNuestro Padre Jesús del Prendimientosición corporal. Durante la procesión, sus manos se hallan atadas sobre la espalda, teniéndolas puestas delante el resto del año.

Anteriormente había sido erróneamente atribuida a las gubias de una hija del insigne Pedro Roldán el Viejo, llamada Luisa y conocida, popularmente, como “La Roldana”. La Roldana había sido discípula de su padre, del que aprendió el oficio de escultora, habiendo natural de Sevilla en mil seiscientos cincuenta y seis. La artista se distinguió sobre todo en esculturas de barro de pequeño tamaño, pero en imaginería logró cotas muy altas, equiparables a los artistas contemporáneos suyos. Aunque trabajó, preferentemente, para la villa de Madrid, a nosotros nos interesa más su periodo gadNuestro Padre Jesús del Prendimientoitano, que abarca de 1687 a mil seiscientos ochenta y ocho, temporada esta en la que la artista fue a trabajar a Cádiz, dejando huellas de su arte en diferentes puntos de la provincia gaditana. La cercanía de nuestra escultora a Jerez la hizo trabajar también para nuestra urbe, dejando tras de sí la estela imperecedera de haber creado la más esencial talla de toda la imaginería procesional de la Semana Santa de Jerez: el Señor del Prendimiento. Es en esta talla, de vestir, donde la artista se mostró más fielmente apegada al barroquismo italiano, que había entrado en Andalucía gracias a la mano profesora de un artista afincado en Sevilla y, después, en Jerez, oriundo de los Países Bajos: José de Arce. Esta imagen tiene una enorme similitud en cuanto a peculiaridades con la de Nuestra Señora de los Remedios: tienen un gran parecido en cuanto a los párpados, los ojos, el entrecejo, la nariz. Son obras que podían fechar a fines del siglo XVII, por la policromía muy brillante, la faz nacarada, con unos ojos claros y la expresión dulce que caracteriza a las imágeManos de Nuestro Padre Jesús del Prendimientones de esta época.

La talla del Señor es magistral y resulta siempre y en todo momento deslumbrante. De ella se ha dicho que su calidad y belleza no necesitan comentarios, que hay que verla, pues las palabras nunca serán un reflejo de los múltiples sentimientos que despierta y que su contemplación sugiere. Se ha dicho del Señor del Prendimiento que conmueve por la expresión de agotamiento y temor que surge de su semblante. La imagen expone, con dolor y sensibilidad, el estado de acobardamiento de un hombre en presencia de un martirio muy superior a las posibilidades de su resistencia física. Algún autor ha dicho que hay un caudal de valores emotivos que van brotaManos de Nuestro Padre Jesús del Prendimientondo de la cara de esta imagen con exactamente el mismo candor con que van naciendo las estrofas de la composición lírica de un versista. Los ojos son tristes, de rasgos orientalizantes, muy propios de la escuela roldanesca, plasmados con insuperable perfección, poniendo en la pupila lágrimas sin aflorar de cristal. La mirada se pierde en un enorme abismo de resignación. La nariz es de ventanas extensas, finas y de perfil prácticamente heleno, la boca está entreabierta, como si precisara tomar aliento. Los cabellos están tallados a base de rizos y alborotos, con intensos juegos de claroscuro, contribuyendo a realzar el realismo de la cabeza y de toda la expresión. En este aspecto, prosiguió la artista la pauta marcada por el periodo barroco español. El cuerpo es proporcionado, levemente inclinado cara delante el torso, en gesto de pasear, lo que hace que el paso de Misterio, al pasear por las calles, resulte imponente y natural. Es de apreciar que la cabellera aparece partida por una raya al mPotencias de Nuestro Padre Jesús del Prendimientoedio, formando 2 guedejas, y aquí se ha visto el simbolismo de los agónicos alientos de una vida que singla dolorida. En la frente, salpicada de sangre, se ha visto expuesto el drama, que va alcanzando las más elevadas coordenadas de su desarrollo. Asimismo se ha interpretado la sensación de acoso, de temor, de acobardamiento que algunos han visto en esta talla como fundamento en la concepción que una mujer pudo tener o bien condensar de una imagen de Dios hecho hombre. También se ha comparado esta talla con las efectuadas por Gregorio Fernández de Castilla y, en concreto, con el Señor atado a la columna del Museo Provincial de Preciosas Artes de Valladolid, habiéndose dicho que las dos tallas responden a la concep”Candilejas”, Sayón del paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús del Prendimientoción de un Cristo que se siente sobrecogido frente al cerco que se le va imponiendo, frente a los dolores y sufrimientos de la cercana Pasión. En este sentido se ha aseverado que, durante la historia, han existido dos formas de exponer a Cristo en este momento pasionista: Unos imagineros le han representado como un hombre resignado con los sufrimientos de su Pasión, dejándose inspirar por una ideología evangélica. Otros, en cambio, en una versión diferente, le han representado como un destinado, bajo dicha sugestión.

Lo que el creador ha representado en el Señor del Prendimiento es un estado de ánimo, poniendo énfasis en la infinita humildad de Cristo y de ahí que el cuerpo esté tenuemente inclinado. Es una actitud de humildad inefable, no de temor o de acobardamiento. Las manos revelan la gubia extraordinaria de esta artista singular, sien”Chupaceite” Sayón del paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús del Prendimientodo finas y delgadas, de gran simbolismo, pues aparecen entregándose a los verdugos, los que las aprietan de forma fuerte. Los pies de la talla están del mismo modo de manera perfecta trabajados.

La imagen de Jesús cuando va en el paso lleva las manos atadas atrás, al paso que en el resto del año, en su Capilla, se las colocan delante. La imagen está concebida para que lleve las manos detrás, que hace que gane en movimiento y expresividad. Esta idea fue una sugerencia del imaginero Sebastián Beatos cuando, en 1972, restauró la imagen y los fondos para sufragar esta restauración fueron obtenido a lo largo de la jornada de Miércoles Santurrón de 1972, en la que por estar castigada la Hermandad no pudo hacer estación ese año y la misma puso en Besapiés la imagen de Jesús y conApóstol San Pedro (Paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento) los fondos que se colectaron en ese Besapiés fueron con los que se acometió la restauración.

La imagen tiene múltiples túnicas, una bordada de terciopelo morado, otra de bordados viejos roja, … La Fraternidad posee dos conjuntos de potencias, uno de ellas son bastante antiguas, del siglo XVIII, de estilo rocalla, y otras considerablemente más modernas. En el dos mil se procedió a la restauración de las potencias del Señor del Prendimiento realizadas en plata de ley en el siglo XVIII. El Prendimiento estrenó además de esto, ese año, cíngulo y cordón dorado.

Angel ubicado en un costado de la canastilla del paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús del PrendimientoEn cuanto a los 2 sayones que empujan a Jesús, estatuas anónimas del siglo XVII, son expresivos y de buen modelado en la composición. Su atrocidad contrasta con la humildad de Cristo. Candilejas y Chupaceite son los nombres con que se han bautizado popularmente los sayones que sujetan a Jesús. Formaban una parte de un lote que se encarga a Valencia, en el que entraron la Virgen actual de Gracia y Esperanza de la Fraternidad de la Lanzada (que procesionó con esta Fraternidad del Prendimiento durante varios años) y quizás, conforme un comentario de la crítica, el San Pedro que en la actualidad figura en el paso de misterio de esta Cofradía.

La imagen del Apóstol San Pedro, que aparece en el paso de Misterio, es de muy buena factura y grandes dotes expresivas. Aparece con los ojos elevados a lo alto, en ademán de estupor, y las manos juntas, tal y como si estuviera emitiendo una plegFrontal del paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús del Prendimientoaria. Es una talla anónima y del siglo XVII, seguramente de la misma temporada en que fue tallado el Prendimiento (mil seiscientos ochenta y siete-1688), conforme otra versión de la crítica. En el 2001 estrenó túnica y mantolín para dicha imagen, confeccionada por las hermanas María del Carmen Ramos y Manuela Junquera

El paso, obra de Manuel Guzmán Bejarano, se comenzó en 1979 y acabó en 1984, es de estilo barroco y de madera tallada y dorada con candelabros con tulipas con candelas rojas como medio de iluminación. Compone su canastilla a base de unas grandes volutas o roleos en los que a los costados se apoyan unos ángeles, una de las últimas obras de Luis Ortega Bru. En el frente sólo hay unas molduras, muy limpias de trazado y ejecución, que imitan frontones partidos y curvilíneos que se van sobreponiendo y llevan la mirada cara el Señor. Los brazos de los candelabros también hacen una curva en sentido inverso al último frontón de la canastilla, de tal modo que, nuevamente, es la imagen del Señor del Prendimiento lo que de veras resalta del conjunto. Las dimensiones de las andas son de doscientos veinte cms. de ancho por cuatrocientos cuarenta y seis de largo y 149 de alto. Desde el año 2000, hay una nueva decoración de la trasera del paso de Misterio, en concreto a la base del olivo, pretendiendo conseguir la recreación de un monte con lentiscos, cardos borriqueros y jaramagos. Este exorno mide 70 centímetros de ancho por otras setenta de largo.

El anterior paso fue efectuado en mil novecientos treinta y ocho, en la carpintería de Rodríguez Ortega, tallado por Lutgardo Pinto y dorado por Rafael Ortega, con monedas y objetos donados por sus hermanos.

Paso de palio

En el paso de palio aparece María Muy santa del Desamparo, remodelación de Sebastián Santos sobre una obra anónima de la escuela valenciana y del siglo XIX. Un sector de la crítica asevera que es del siglo XX. Parece que fue adquMaría Santísima del Desamparoirida en mil novecientos veinte. Ha sufrido distintos retoques. Primero fue Chaveli, quien la retocó a principios de los años cuarenta. Después José Rivera García le pintó los ojos sobre los de cristal que tenía la imagen. En 1964 fue restaurada por el imaginero establecido en Sevilla, Sebastián Santos, quien respeta los ojos que le había pintado Rivera y con las gubias toca aquí y allí, remodelándola tanto que puede decirse que creo otra imagen desde la original. En el ultimo trimestre del año 2011 fue restaurada por Talleres Ressur, S.A. (Francisco Bazán y Francisco Brenes).

Es una Dolorosa de semblante ovalado y fino, ojos grandes y profundos, de mirada intensa, nariz larga y recta y boca tenuemente entreabierta. Las mejillas aparecen sonroseadas. Lleva tres lágrimas en la mejilla derecha y dos en la izquierda. Es significativo que la barbilla la tiene partida, habiéndole puesto el anónimo imaginero un hoyuelo, contribuyendo a dar cierto aire juvenil a la expresión, si bien en ningún modo puede considMano derecha de María Santísima del Desamparoerarse una Virgen-Niña. Se trata de una Virgen de mediana edad, que, en su conjunto, refleja una expresión de material abandono, muy acorde con su advocación. Las manos, finas y gráciles, son propias de un buen imaginero, conocedor de este bastante difícil oficio.

El dolor que refleja la expresión de María Santísima del Desamparo tiene mucho del dramatismo de la escuela valenciana. Las 2 tendencias que configuraron esta escuela de imaginería valenciana pueden resumirse en dos: De un lado, la romántica. Del otro, la realista. La mayoría de los escultores de la faceta romántica prosiguieron siendo neoclásicos o bien recordaron los aires del Rococó. Mas pronto se inició el estudio ávido de la realidad, reencarnándose nuevamente el barroquismo en algunas estatuas. Por esta razón, hubo artistas que empezaron su carrera profesional como tradicionales y que mas tarde, evolucionaron cara un estilo más naturalisMaría Santísima del Desamparota. El neobarroquismo de la escuela valenciana tiene poco que ver, en sus planteamientos artísticos, con el que es propio de la imaginería andaluza. No hay tendencia a la idealización, como bien se observa en el rostro de la Dolorosa del Desamparo. Se ha sacrificado el idealismo en aras de una mayor expresividad sensible y, en definitiva, de un acercamiento a la realidad histórica del drama pasional.

El orfebre artífice del paso de palio de María Santísima del Desamparo fue Lorenzo Jiménez Rueda. De dicha orfebrería hay que destacar, por su buena realización y originalidad, la Corona de la Muy santa Virgen, realizada en 1968. Fue donada por Don Pedro Domecq de la Riva. El canasto está formado por 8 pCorona de María Santísima del Desamparolacas llenas de lis y hojas de acanto, unidas por balaustres que surgen del aro. La racha está decorada con un dibujo menudo, repujada con un enorme sentido del volumen. Es corona abierta, sin imperiales, de plata sobredorada; aunque el metal base, la plata de ley, se prosigue viendo en los balaustres, y en unos pequeños medallones que hay en el canasto y también en la ráfaga. Hay unas pequeñas piedras de colores en las estrellas de la ráfaga y en la Cruz que la remata. Se bendijo el Domingo de Pasión del año mil novecientos sesenta y ocho.

Un especial comentario merece la Falda de salida de la Muy santa Virgen que es obra de Esperanza Elena Costoso. Se bendijo también el Domingo de Pasión de 1968, y recuerda el traje de las sacerdotisas cretenses o el de faralaes puesto que acaba con unos volantes fantásticos. En ciertos aspectos nos puede recordar la que bordó años ya antes para la Virgen de los DoloSaya de María Muy santa del Desamparores: profusión de elementos, tan unidos que casi llegan a ocultar el tejido base; macollas de hojas de acanto, y en el centro de la composición, un vaso clásico, ahora semeja que ha tomado como inspiración un kylis.

Asimismo luce la imagen, en el rostrillo, a la altura de las orejas, unos pendientes de corales, muy típicos de esta Virgen. En el año 2001 estrenó un Rosario de roca y oro. Así como una falda, manto y cotilla para el culto interno. En el 2000, un conjunto de hermanos donó un broche para la Virgen del Desamparo.

El manto es de terciopelo colorado, con bordados en oro y sedas de colores. Los bordManto bordado de María Santísima del Desamparoados se desarrollan desde múltiples ejes longitudinales, y con hojas de acanto, cargadas de zarcillos, casi se repiten los rombos de la toquilla. De cuando en cuando aparecen ramilletes de flores. Tiene de particular que la toquilla está bordada sobre exactamente el mismo manto. Unos hermosos roleos, en oro y realce, forman una red curvilínea y los fondos están llenos de flores diminutas y alegres colores. Termina con una orla de flores todas de oro. Es obra de Esperanza Elena Caro, de mil novecientos cuarenta y nueve. El presupuesto fue de doscientas mil pesetas que fueron costeadas por Don Pedro Domecq de la Riva. Es emotivo su origen. Don Pedro Domecq de la Riva le prometió a la Virgen del Desamparo un manto si su primer hijo era varón. El día que nació el niño era bastante difícil saber quien estaba más contento, si la fraternidad o bien el nuevo padre. Su hermano, Don Manuel Antonio, fue quien escogió el color y la calidad del terciopelo, puesto que tenía más experiencia, puesto que unos años antes había mandado bordar el manto de la Esperanza de la Hiedra.

Imagen Adora que representa a Santiago Apóstol del paso de palio de María Santísima del DesamparoTambién ejecutó Lorenzo Jiménez Rueda el resto de la orfebrería. La candelería, de serie, efectuada entre 1968 y 1975, tiene 94 puntos de luz, si bien actualmente solo se ponen 84. Los candelabros de cola, hechos entre exactamente las mismas fechas, tienen 12 puntos de luz cada uno y en la base de cada candelabro hay 2 ángeles pequeños, desnudos, muy realistas, con un modelado bello y un acabado profesional. Fueron restaurados en el año dos mil dos. Las jarras son dieciocho, 6 grandes, cuatro medianas y 8 pequeñas. Entre las jarras pequeñas colocan unos angelitos, asimismo de orfebrería y de bulto redondo; están desnudos y con posturas muy airosas. La peana está fantásticamente repujada. La Imagen Venera representa la de Santiago a caballo portando una bandera totalmente desplegada en una mano y en la otra una espada; todo ello de plata de ley. TaAngelito con chupete del llamador del paso de palio de María Santísima del Desamparombién atrae la atención el llamador: éste está rematado por un pequeño angelito que por ser de tan corta edad lleva un chupete, realmente conmovedor, llevando en su mano izquierda la Cruz de Santiago, aunque hoy en día está desaparecida ésta.

Los varales tienen por basamento una capilla con 4 fachadas o bien hornacinas. En el exterior hay una imagen de Apóstol o bien de Santurrón y en las restantes una jarra con azucenas. El arranque del tubo sobre el basamento tiene un repujado muy preciso y con motivos muy pequeños; las macollas están todas y cada una muy cuidadas y enriquecidas con roleos; la cuarta, que está prácticamente en el centro del varal, se compone de múltiples nudos, el último nudo tiene repujada múltiples cabezas de ángeles. El varal acaba en una elegantíTecho de palio del paso de María Muy santa del Desamparosima perilla.

José Manuel Elena Martín fue el inspirado bordador de este paso. Dos originalidades presentan los bordados de este espléndido paso de palio. En primer lugar, sus respiraderos; de forma tradicional estos suelen ser de metal esculpido y repujado mas en esta Fraternidad cuentan con la peculiaridad de ser bordados sobre malla. Seguidamente, las caídas, que son mitad bordada sobre malla y mitad sobre terciopelo granate.

El palio es de terciopelo rojo; en la gloria, de madera policromada y en mediorrelieve, hay una Asunción. Parece que MBasamento de varal del paso de palio de María Santísima del Desamparoanuel Jesús Domecq le prometió a su primo, Pedro Domecq de la Riva, hacer este conjunto para el techo de palio, y por falta de tiempo, al final lo talló y policromó Tomás Chaveli. En torno a la Asunción hay bordadas hojas de acanto, con sus flores, que se agrupan y forman macollas en sentido radial; las hojas de acanto lo ocupan todo.

Las caídas repiten los mismos motivos y el mismo esquema de composición que los respiraderos: unos roleos enfrentados hacen de base de una crátera, otros roleos y hojas de acanto llenan todo el espacio del entrevaral, y todo acaba con unos tallos muy finos que rellenan la crestería de las caídas. Estos tallos son de composición continua y simétrica (el eje está entre los varales tercero y cuarto) lo cual le da mucho movimiento al conjunto y parecRespiraderos de malla del paso de María Santísima del Desamparoe que el tema primordial no es siempre y en toda circunstancia el mismo. Las caídas son de estilo hispalense. La parte superior es de terciopelo colorado, y de las ánforas hasta el final, de malla. Las ondas, con que acaban al final las caídas, se rematan con un fleco de bellotas. La crestería deja al aire las perillas con que se rematan los varales; y observamos un detalle que no hemos visto hasta ahora en ningún paso de Jerez: en las esquinas, la crestería sube tanto que sirve de fondo a las perillas de los varales primeros y sextos.

Los respiraderos son de malla de hilos de oro, y bordados con exactamente el mismo material; en el delantero va el escudo de la Fraternidad, y a sus lados se repiten los mismos motivos que hay en las franjas de los faldones, con la diferencia que las hojas de acanto, las cintas, las flores, etc., disponen de más espacio y las curvas son pero pronunciadas y se mueven con más gracia. Los respiraderos se rematan con un grueso moldCaídas frontales del palio del paso de María Muy santa del Desamparourón, repujado, del que salen las maniquetas; son cónicas, con muchos nudos, macollas y un angelito, que sentado en el extremo, sostiene una cadena de la que pende una borla.

Los faldones son de terciopelo rojo. Tienen bordados 2 broches en todos y cada esquina, una franja en la parte superior y otras 2 que, partiendo de la superior y prácticamente en los extremos, llegan hasta el borde. Dentro de las franjas hay hojMedallón bordado del faldón del paso de María Santísima del Desamparoas de acanto, flores, cintas, etcétera El eje de la composición, en la franja horizontal, es un ánfora, en las franjas verticales, en el centro, hay una crátera. Todo está bordado con hilos de oro y sedas de colores, al giraspe. En el centro de cada faldón y bajo la mesa que parecen dibujar las franjas, hay bordada una cartela. Lambrequines y palmetas enmarcan una escena representada con sedas de colores. El faldón delantero es un recuerdo al titular del Templo y en el medallón del mismo se representa la Batalla de Clavijo y en el centro de la composición está “Santiago Matamoros”. En los laterales se representan dos escenas de la niñez de Jesús: “la Veneración de los pastores” y “la Huida a Egipto”. En las 3 escenas el bordado es impecable, aunque no se disfruta mucho viéndolas: En las tres, la composición es plana y muy endeble, y en la Adoración de los Pastores, el dibujo, además de esto, es de una torpeza desesperante.

Escudo

En la actualidad se pueden ver 3 escudos diferentes en el cortejo procesional de esta cofradía. Los 2 más viejos están en las galletas de las encallas y tienen pequeñas variaciones con el que figura en el estandarte de la Hermandad.
El escudo del estandarte está compuesto por la Cruz de la ciudad de Santiago, es el eje de la composición. A su izquierda hay un blasón. Dos llaves cruzadas en aspa ocupan todo el campo; está timbrado con una tiara. A la derecha, otro blasón de igual forma. Tiene una bordura con unos adornos que desean rememorar los eslabones del collar de la Orden del Toisón de Oro. El campo está dividido en cuatro cuarteles: el escudo de Castilla en el primero, el de León en el segundo, el de Aragón en el tercero y el del Reino de Sicilia en el cuarto. En punta, el escudo de Granada. De entrada, si olvidamos la bordura, este es el escudo de los Reyes Católicos. Pero el desconcierto es total cuando observamos que hay un escusón con las tres flores de lis, la de los Borbones.

Historia

Los orígenes de esta Cofradía no parecen muy claros. La actual Hermandad desciende, al parecer, de la primitiva bajo la advocación de San Pedro Apóstol, creada en el siglo XVI, que, en sus principios, tuvo misiones benéficas y, más tarde, con el carácter penitencial, alteró su finalidad principal. Canónicamente fue erigida en la parrPaso de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento en 1905oquia de Santiago en 1660, con el título de Fraternidad del Prendimiento de Jesús y Virgen del Desamparo. La creencia de haber sido erigida por el gremio de los canteros o bien cantareros da fuerza a su origen popular. Como dato anecdótico vamos a citar la calle que en las cercanías de la parroquia existe y que se denomina aún como “Cantarería”.

En mil setecientos veinticinco, la Fraternidad pidió del Cabildo la autorización para edificar, en la Iglesia extramuros de la ciudad de Santiago, por su parte exterior, una capilla en donde poder depositar sus imágenes titulares y desarrollar los cultos propios de ella. El Cabildo accedió a lo pedido, como lo cita en el Acta Capitular de 26 de junio de 1726. Con la construcción de la Capilla, la Fraternidad pareció lograr su esplendor. Los primitivos desfiles eran realizados con 3 pasos: el del Señor, el del Apóstol San Pedro y la Virgen del Desamparo.

A fines del XIX fue reordenada o bien sometida a nueva fundación, pues además de la imagen del SeñAntiguo paso de estilo gótico de Jesús del Prendimiento dentro de la Iglesia de la ciudad de Santiago. En mil novecientos cuarenta y dos procesionó en este paso Nuestro Padre Jesus de la Sentencia en la tarde del Jueves Santoor, semeja que nada o poquísimo existía en dicha Fraternidad. En el primer mes del año de 1899 fue nombrada Hermana Mayor, S.M. la Reina Doña María Cristina. Es este un caso similar al de la Fraternidad de la Coronación. Un conjunto de la clase dirigente jerezana pretende por medio de la hermandad llevar a los jornaleros, feligreses de la parroquia, a la iglesia, puesto que se observaba un evidente desapego de estos últimos por los asuntos de la fe. Prontísimo se organiza la hermandad: tres pasos, para el Señor, la Virgen y San Pedro, como las almohadillas (66) para portarlos; las nuevas túnicas serian blancas sin cola, con cinturón grana, al pecho la cruz grana de la ciudad de Santiago, capa blanEsta composición del Señor del Prendimiento con los sayones “Candilejas” y “Chupaceite” es del año mil novecientos treinta y nueve (Foto: Diego González Joven) ca con vueltas granas así como el antifaz, con zapato negro de hebilla; en la recogida se preparaban fuegos de artificio. Asimismo se conserva una factura de la fabrica nacional de objetos de metal blanco de Hijos de Leoncio Meneses, fechada en Sevilla el 27 de marzo de 1894 en la que se citan 2 judíos de madera, una Virgen, un San Pedro, un dosel gótico para la Virgen, peana, respiraderos y molduras. Entonces acompañaban la cofradía unos 76 hermanos con cirios colorados. El título de Real lo recibió en esa misma década de la Reina Dirija Dona María Cristina de Austria, y Pontificia, aunque no consta el documento, con todo, exactamente el mismo León XIII concedió unas indulgencias plenarias en ciertas celebraciones de la hermandad.

También te puede interesar...  Hermandad del Transporte – Jerez [Historia, imágenes y pasos]

En mil novecientos uno, hay una convocatoria de Junta general el domingo 17 de marzo a la una y media de la tarde. Festeja Triduo el viernes, 22 de marzo, expresando El Guadalete que el templo presentaba “un hermoso golpe de vista” y que esInterior de la Parroquia de la ciudad de Santiago. Detrás del baldaquino, el coro de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión de.Jerez (Foto: Archivo Más) taba exornado con el mejor gusto. La concurrencia de fieles fue numerosísima. El Miércoles Beato, tres de abril, El Guadalete informaba: “Esta tarde a las seis y media saldrán en procesión solemne de la Iglesia Parroquial de la ciudad de Santiago, las Sagradas Imágenes que venera la Fraternidad del Prendimiento .He acá la carrera que proseguirá dicha procesión: Santiago (plaza), Ancha, Por-Vera, Larga, Lancería, Alfonso XII (plaza), Consistorio, San Dionisio, Escribanos (plaza), Plateros (plaza), Francos, San Juan (plaza), Oliva, a su iglesia. A raíz de los bajo que están tendidos los cables de la nueva compañía de electricidad, sobre todo en el cruce de la calle Lancería y plaza de Alfonso XII, ha sido necesario eliminar la bóveda del dosel del Paso de la Santísima Virgen, perdiendo con esto el paso parte de su esEl Paso anterior de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento dentro de Santiago, ya absolutamente tallado y aún sin dorarbeltez”. Al día siguiente informaba la prensa de que “la procesión de la Fraternidad del Prendimiento que salió ayer tarde a la hora anunciada de la iglesia de la ciudad de Santiago recorrió su carrera en medio del mayor orden y con extraordinario lucimiento. Los pasos adornados con gusto y riqueza hacían resaltar la artística belleza de las imágenes del Cristo y de la Virgen, que eran admiradas por el numerosísimo público que llenaban las calles del tránsito. La serenidad de la noche, durante la que reinó agradable y vernal temperatura, contribuyó a la mayor animación y a la brillantez del desfile de la piadosa y popular Cofradía”. El domingo 19 de mayo, murió el cura propio de la Parroquia de Santiago, D. Cristóbal Gómez Navarro, Y sobre el ataúd iba la estola, bonete y la insignia de la Hermandad del Prendimiento.

En mil novecientos dos, el último día de la semana, veintitres de febrero, se celebró en la Sacristía de la Parroquia de la ciudad de Santiago una reunión en la que se acordó sacar en procesión en la Semana Santa a las “Sagradas Efigies que venera”. “El Triduo que anualmente se dNuestro Padre Jesús del Prendimiento en la década de los cuarenta a su paso por calle Ancha. Su capataz era Manuel Olmedo “El Papi”. Al no estar terminados los respiraderos se le pusieron unas guirnaldas. Igualmente falta la imagen de San Pedroedica a las imágenes se celebrará este año en la Iglesia de San Juan de los Caballeros, a causa del estado ruinoso en que se halla la Iglesia de la ciudad de Santiago °. Se convocó Junta general para el día 2 de marzo a las 2 de la tarde. El lunes, diez de marzo empezó el traslado de las imágenes desde Santiago a San Juan de los Caballeros. Fue una representación de la Hermandad del Prendimiento, entre otras, a la finalización de los cultos de la Hermandad del Aflijo. “Procesión: a las 7 de la tarde en punto, saldrán procesionalmente de la Iglesia de San Juan de los Caballeros, las Sagradas Imágenes que adora la Fraternidad del Prendimiento, las que van a llevar la siguiente carrera: San Juan (calle y plaza), Chancillería, Por-Vera, LarAl Señor del Prendimiento asimismo le ofrecian coronas de flores (Foto: Diego Galvache) ga, Lancería, Alfonso XII, Consistorio, San Dionisio, Escribanos, dando los pasos frente a la I. I. Colegial, San Dionisio, Plateros, Francos, San Juan, al templo”. Conforme la prensa “en la forma habituada en los años anteriores se comprobó ayer por la noche la procesión del Señor del Prendimiento, recorriendo su estación en medio del mayor orden. Como la temperatura era deliciosa dicho se está que la concurrencia por la carrera fue muy considerable”. El viernes, 25 de abril, El Guadalete informaba de lo siguiente: “Si bien estaba anunciado para ayer por la noche trasladar procesionalmente desde la Iglesia de San Juan de los Caballeros a la de Nuestra Señora de la Merced, las imágenes que venera la fraternidad del Prendimiento, no pudo verificarse a causa de dificultades surgidas a última hora. La Junta de dicha Hermandad estuvo reunida en la Sacristía de la Iglesia de la ciudad de Santiago, tratando del convocado traslado”. El primer día de la semana, 5 de mayo, falleció D. Juan Camacho y Gámez, saAntiguo Paso de Palio de María Santísima del Desamparo. El techo de palio tiene las caídas de orfebrería; muchos años después estas caídas pasarían a ser propiedad de la Hermandad de la Cena (Foto: Manuel Pereiras)cristán mayor de la Iglesia de Santiago. Conforme El Guadalete del día después, dicho señor había trabajado con el mayor desinterés por la protección y culto de dicha parroquia. “Débesele asimismo a su celo la fundación de la Hermandad del Prendimiento, de Nuestra Señora de la Paz y de la Confraternidad del Santísimo Sacramento; contribuyendo además con sus trabajos para la enorme obra de la ciudad de Santiago, habiendo actuado de archivero”. En este año, con ocasión de la ley de asociaciones, la fraternidad mandó sus estatutos que fueron remitidos por la Alcaldía al Gobierno Civil de Cádiz.

En 1903, Junta general el 14 de marzo a las 6 y media de la tarde en la Iglesia Parroquial de Santiago. El Triduo comenzó el viernes, veintisiete de marzo, en la Iglesia Parroquial de San Juan de los Caballeros. Este año la fraternidad no hizo estacAños 40. Estampa de la Virgen del Desamparo por la calle Lancería, captada por Manuel Pereiras desde el balcón de su casa. Cierra el cortejo el preste con capa pluvial y seguidores con dalmáticas y tras ellos se reconoce al Director de la Banda Municipal D. Germán Alvarez Beigbeder. El palio fue adquirido a la Hermandad sevillana de Las Penas de San Vicente y con posterioridad procesionó con la Fraternidad de la Sagrada Cena. (Foto: Manuel Pereiras)ión.

En mil novecientos cuatro, Junta general a la una y media de la tarde en Santiago. Los cultos se festejaron en la Iglesia de San Juan de Los Caballeros. Según la prensa “el templo, adornado con el esplendor y brillantez que son proverbiales en tal hermandad, se ha visto en Las 3 noches concurridísimo de fieles, que pudieron admirar la locuaz palabra y apostólico celo del Sr. Dr. D. Manuel García Bernal, cura de El Salvador de Sevilla, a cuyo cargo estuvieron Las oraciones sagradas”. Este año hace estación de penitencia y sale a las seis de la tarde de San Juan de Los Caballeros y lleva la próxima carrera: Plaza de San Juan, Oliva, Plaza de la ciudad de Santiago, Ancha, Sagasta, Larga, Lancería, Plaza de Alfonso XII, Caballeros, San Pablo, Revueltas Montiel, Cánovas del Castillo, Alfonso XII, Consistorio, Plaza de la Hierba, San Dionisio, Plaza de Escribanos (vuelta de los pasos), Plateros, FrEl anterior paso del Prendimiento en una imagen captada a finales de los años cuarenta. Obsérvese que entre las seis figuras se incluyen las de la ciudad de Santiago y San Juan (Foto: Manuel Pereiras)ancos, Plaza de San Juan, a su iglesia. La procesión según el diario fue “con el esplendor y buen orden de años anteriores, salió ayer de la Iglesia parroquial de San Juan de Los Caballeros, tras las seis y media de la tarde, la Cofradía de Penitencia de Ntro. Padre y Señor del Prendimiento y Ntra. Madre y Señora del Desamparo. Los pasos iban exornados con delicioso gusto y sobre todo el de la imagen de la Sra. Virgen que lucía valiosas joyas donadas para aquel acto por distinguidas damas. La carrera estuvo muy frecuentada de fieles, que se aglomeraban a presenciar el paso de la Cofradía, que recorrió Las calles señaladas en medio del mayor orden. ForBaldaquino, órgano y coro de la ciudad de Santiago. La foto es anterior a 1948, año en el que el coro volvió a su primitivo sitio del Monasterio de la Cartuja de la Defensiónmaban la descubierta batidores del regimiento de Villaviciosa. Felicitamos al celoso Hermano Mayor de dicha Cofradía, D. Salvador Dastis por la buena organización de exactamente la misma”. Se memora el cincuentenario de la declaración dogmática de la Inmaculada Concepción y el Prendimiento se adhirió al mismo. Según El Guadalete asistió al lado de la del Cristo de la Expiración con estandarte e insignia a Chipiona.

En mil novecientos cinco, celebra Junta general en la ciudad de Santiago el día 26 de marzo a la una y media de la tarde. El Triduo se festeja en San Juan de Los Caballeros, comenzó el 7 de abril. Conforme la prensa concurrió gran numero de fieles a la Función Primordial. No hace estación.

En 1906, festeja Junta general en Santiago el 25 de marzo a la una y media. El Triduo se festeja en San Juan de Los Caballeros, empezó el viernes 30 de marzo y los predicó el Muy Ilustre Sr. Dr. D. Antonio Pérez Córdoba, canLa Trompeta Dolorosa, con su ronco sonido, anuncia el Paso de Ntra.Sra.del Desamparo por la calle Francos. El paso está casi a la altura del Cine Astoria. Años mil novecientos cincuenta y cinco-58ónigo de la Santa, Metropolitana y Patriarcal Iglesia de Sevilla. No hace estación. Muere el jueves, 13 de septiembre, D. Salvador Dastis y también Ysasi y asiste la fraternidad con insignia a su entierro, que según El Guadalete fue “una verdadera manifestación de duelo por el gran número de personas pertenecientes a todas y cada una de las clases sociales que formaban el lúgubre cortejo”. La hermandad le celebro solemnes Honras fúnebres el viernes, 5 de octubre, en la Iglesia de San Juan de Los Caballeros. Era el fenecido cofundador y presidente.

En mil novecientos siete, celebra Junta general el 24 de febrero en la ciudad de Santiago a las 2 de la tarde. . El Triduo en San Juan de los CaballeLa Virgen del Entristezco en un hermoso encuadre junto al desaparecido Instituto de las Carmelitas, en frente de San Marcos, cuando volvía por las calles Francos y Plaza de San Juan (Foto: Eduardo Pereiras)ros el viernes, quince de marzo, y lo predica D. Antonio Máñez y Jerez, Beneficiado de la Santa Metropolitana y Patriarcal Iglesia de Sevilla. D. Francisco de P. Ramírez y López de Morla dio un almuerzo el domingo, diecisiete de marzo a la Junta directiva de la Cofradía a la que asistieron el predicador de los cultos, el cura de la ciudad de Santiago y el de San Juan. No hizo estación.

En 1908, junta general el 25 de marzo a las 2 y media de la tarde en la ciudad de Santiago. El Triduo en San Juan y empieza el 3 de abril. El Guadalete del 1 de abril informaba: ” Regalo. En el Triduo que pasado mañana comenzará en San Juan de los Caballeros, se le pondrá por primera vez a la imagen de la Virgen del Desamparo, que venera la Fraternidad del Prendimiento, una cabeza nueva que ha modelado el Arquitecto técnico municAño mil novecientos sesenta. La Virgen del Aflijo sube la calle José Luis Díez, tras su estación de penitencia en la Escolar (Foto: Eduardo Pereiras) ipal D. Francisco Hernández Rubio y ha sido tallada por el inteligente escultor Sr. Bravo. Esta mejora ha sido costeada por la Camarera de la Virgen Sra. Marquesa de Hoyos, en memoria de su madre la Sra. Duquesa de Almodóvar, que antes de finar había ofrecido a la Hermandad hacer este regalo”. El domingo, cinco de abril, se decía: “La de Nuestra Señora ha estrenado una espléndida cabeza modelada admirablemente por el arquitecto Sr. Hernández Rubio así como tallada por el escultor Sr. Bravo: el adorno de todas y cada una es muy elegante”. La Semana Santa de Jerez estaba en decadencia ya que exactamente el mismo diario dice: “Nos dicen que en la próxima Semana Santa, además de 2 cofradías que desde años anteriores no hacen estación, otras 2 que siempre lo han hecho, no saldrán del mismo modo este año”. El Prendimiento no hará estación. Desde San Juan a Santiago se traslada el Señor del Prendimiento el treinta de septiembre, miércoles, y ocupa temporalmente el altar del titular ostentando sobre pedestaleAños sesenta. El paso de la Virgen del Desamparo de vuelta a su templo en la Plaza de la Compañía ante la puerta del Palacio de los Marqueses de los Alámos del Guadalete. La edificación, hoy desaparecido, es ocupado por un bloque de viviendas (Foto: Eduardo Pereiras)s las efigies de la Virgen y San Pedro.

En 1909, el Triduo se celebra en la ciudad de Santiago, y empezó el viernes, veintiseis de marzo, y se decía que las artísticas imágenes están puestas a la adoración de los fieles en la nave central. Se decía que: “Este año saldrá la procesión, después de varios que no ha salido, a causa de la obra de la iglesia. La mayor parte de los gastos los costeará un distinguido convecino, hermano de la referida cofradía”. El domingo, cuatro de abril, se festejó Junta general a las 2 y media de la tarde, “para tratar de fijar la carrera que tiene que seguir la procesión este año y demás temas referentes a ella”. El trayecto era: Plaza de Santiago, Ancha, Sagasta, Duque de Almodóvar, Lancería, Santa María, Honda, Duque de Almodóvar, Sagasta, Chancillería, Plaza de San Juan, PlaPortada del recordario del fallecimiento de D. Francisco Hernández Rubio acaecida el dia veintiocho de septiembre de 1950 (Tamaño siete,5×11,5)za de los Ángeles, Oliva, Plaza de Santiago, a su iglesia. Sin embargo, no hizo estación el Miércoles Santo por el hecho de que llovió y se postergó para el Jueves Beato a la misma hora, pero tampoco salió porque según la prensa “en un comienzo pensóse sacar en procesión a las imágenes a las 9 de la noche, pero se renunció de semejante idea ante el temor de que se repitiese la lluvia”. El veintinueve de mayo la prensa notificaba que una comisión de la Hermandad había visitado las tardes precedentes a múltiples convecinos “con objeto de recaudar fondos para las obras de su capilla, Sagrario de la Iglesia Parroquial de la ciudad de Santiago”, y rogaban que en su nombre dieran las pero expresivas gracias a cuántas personas hubiesen contribuido con sus donativos para dicha obra y manifestaban que el veintinueve de junio, festividad de San Pedro, se abriría de nuevo al culto la capilla para cuyo solemne acto pasarían a su tiempo las oportunas invitacioManto de Nuestra Señora del Desamparo de la Fraternidad del Prendimiento de Jerez (Foto: Eduardo Pereiras) nes a todos los cofrades y bienhechores de la Fraternidad. Más tarde se notificaba de que se había repartir a muchas personas las convidaciones y la Junta suplicaba que a todos los que no la hubiesen recibido se dieran por invitados y asistieran a dicha solemnidad religiosa. La prensa da cuenta el treinta de junio de la función religiosa diciendo que fue con gran solemnidad… “la inauguración del bello Sagrario, cuya renovación ha sido costeada por una distinguida personalidad”. Predicó D. Rafael Rodríguez García y la concurrencia de fieles fue excepcional.

En 1910, el itinerario que iba a llevar era: Plaza de la ciudad de Santiago, Ancha, Sagasta, Duque de Almodóvar, Lancería, Santa María, Honda, Duque de Almodóvar, Sagasta, Ancha, Plaza de Santiago, a su iglesia. La procesión fue con “gran solemnidad y extraordinaria afluencia de público en las calles que formaban la carrera señalada. AbríAño 1956. El paso de Palio de la Fraternidad del Prendimiento saliendo de la Iglesia de la Victoria, por encontrarse en obras la Iglesia de la ciudad de Santiago (Foto: Anónimo)a la marcha la escuadra de batidores del Regimiento Cazadores de Alfonso XII, veintiuno de Caballería. Cada uno de ellos de los pasos de que constó la procesión estuvo escoltado por cuatro individuos de la Benemérita y cerró la religiosa comitiva una banda de música que para dicho objeto llegó ayer de la vecina ciudad de Sanlúcar de Barrameda, previamente contratada por la Fraternidad. El paso de la procesión se comprobó con el mayor orden y el numeroso público estacionado en las calles del tránsito lo presenció con gran respeto y furor religioso”.

En mil novecientos diecisiete, Don Germán Álvarez Beigbeder compone una marcha mortuorio inspirada en la Dolorosa de la fraternidad, con el título “Desamparo”. No es de extrañar que la primera Semana Santa en la que la Banda Municipal de Música de Jerez salAños 60. Precedente Cruz de Guía de la Fraternidad del Prendimiento. Hubo un momento en que estuvieron muy de tendencia las cruces de guía de madera tallada y dorada y de estilo churrigueresco. La Cruz actual se estrenó en el año 1971.(Foto: Eduardo Pereiras)ió tras el paso de la Virgen, interpretara a lo largo del recorrido esta bella melodía. Fue el Miércoles Santurrón de 1930, y la hermandad pagó a la Banda Municipal 300 pesetas.

Es una de las hermandades que se desorganiza en la segunda década del XX. Vuelve a organizarse a partir de los primeros años de los 20, así en 1925 sale el Miércoles Beato y al año siguiente aprueba el Cardenal Ilundain unos nuevos estatutos. Desde ese mil novecientos veintiseis se comenzó una importante etapa de su vida, siendo renovadas las líneas de sus realizaciones. Sabernos que en estos últimos años de la década la hermandad sacaba los tres pasos antes reseñados. En esa misma década llega a Jerez la nueva Dolorosa, de escuela valenciana, que sustituirá definitivamente a las precedentes. La precedente es la actual Virgen de los Antídotos de la Hermandad del Cristo del Amor. Esta nueva Dolorosa fue restaurada en 1964 por Sebastián Santos.Bella y expresiva talla del Señor del Prendimiento enmarcada en la portada gótica de la Iglesia de la ciudad de Santiago el Real y del Cobijo (Foto: Eduardo Pereiras)

Ninguna de las Semanas Santas en las que coincidió el gobierno de la Segunda República, esta fraternidad hizo estación de penitencia. Sus actos se centraron en los cultos internos y en la Veneración al Monumento de la Colegial el Jueves Santurrón de diecinueve con cero a veintiuno con cero horas. Hasta los años cuarenta de este siglo, los hermanos de fila llevaban túnica de cola.

Tras el paréntesis de la República y la instalación de la Unión de Fraternidades, la cofradía va a proseguir un nuevo rumbo. Desde el punto de vista estético, esas primitivas formas tan autóctonas quedan enterradas y vamos a ver una estética cofrade de gusto hispalense. El paso gótico de plata de finales del XIX, que era, con todo, cargado “por dentro”, se vende a la fraternidad jerezana de las Angustias (que por su parte a finales de los cuarenta, lo vende a la Fraternidad del Dulce Nombre de Arcos (este paso asimismo fue prestado a alguna otra hermandad jerezana para sus primeras estaciones, como la Sentencia, en mil novecientos cuarenta y dos) y entre los últimos años de los treinta y principios de los cuarenta se realiza el nuevo paso de misterio de madera y dorado, obra de Rodríguez Ortega, Lutgardo Pinto y Rafael Ortega. Hay que mencionar que este paso se doró con monedas y alhajas donadas por los hermanos y devotos, y que en los primeros años, que no salió con respiraderos, llevaba unas guirnaldas de flores sobre el faldón. Este paso salió en procesión hasta mil novecientos setenta y ocho, en el que fue alterado por el actual, obra del sevillano Manuel Guzmán Bejarano y estatuas de Luis Ortega Brú. Este ultimo paso fue una obra en la que la hermandad trabajó durante 6 años, hasta verlo acabado. Cuando se estrena el precedente paso de Pinto, la configuración del misterio cambia, de este modo en 1946, se agrega claramente el olivo, en mil novecientos cuarenta y siete queda en el paso el San Pedro, y a lo largo de algunos (pocos) años después de 1948 llegaron a salir sobre el misterio San Juan y Santiago, 2 tallas retocadas por Ramón Chaveli.

Por su lado, el “trono” de la Señora cambia en muy poco tiempo. De esta manera, aquel dosel gótico, llamado “cucurucho” por el pueblo, que era un paso cargado por dentro, es alterado por otro rígido de orfebrería, comprado en Sevilla a la Hermandad de las Penas de San Vicente; este era un palio que estrenó la fraternidad sevillana en la Semana Santa de mil novecientos veintinueve, obra de Eduardo Seco Imbert y techo bordado en los talleres de Rodríguez Ojeda, y que fue sustituido 7 años después; la hermandad jerezana aprovechó el cambio del palio de la de Sevilla para adquirir este espléndido dosel (años después pasó a la Hermandad jerezana de la Cena, en el que salió la Virgen desde 1964 a mil novecientos setenta y tres, incluso hoy se conserva parte del mismo). Señal de que se estaba mudando por completo el paso de la Virgen es que en mil novecientos cuarenta y uno, vendió a la Fraternidad sevillana de la Quinta Sofocación el mantón corto bordado en oro que sacaba en el dosel de finales del XIX; la venta supuso a la fraternidad jerezana un embolso de 8.500 pesetas. El tercer y último cambio se genera a finales de los cuarenta y los cincuenta. En mil novecientos cuarenta y nueve, la fraternidad borda un mantón rojo por 200.000 pesetas, regalo de Don Pedro Domecq de la Riva, y se completa en la próxima década con un nuevo palio rojo bordado, basado en el que estrenó la Macarena de Sevilla en 1909 (aquella gran obra de Rodríguez Ojeda). En los años sesenta y setenta queda configurado el actual conjunto con la orfebrería y el bordado de la falda.

En los últimos cincuenta anos, la cofradía ha tenido que realizar su estación desde distintas iglesias de la ciudad debido al estado de ruinas en que se hallaba el templo de la ciudad de Santiago. Así en 1955, tuvo que trasladar sus imágenes a la parroquia próxima de San Marcos, en donde realizar los cultos propios y la salida procesional. Al año siguiente, en mil novecientos cincuenta y seis, se trasladaron a la Iglesia de la Victoria, desde donde realizó la estación ese año y en mil novecientos cincuenta y siete. En 1958, sale desde el Asilo de San José; debido a las pequeñas dimensiones de la puerta solo salió el Señor del Prendimiento sobre unas parihuelas llevadas por los hermanos. En mil novecientos cincuenta y nueve se concluyeron las obras de una nueva puerta más amplia, y pudo salir desde el Asilo, los dos pasos, por la calle Nueva. Desde allí salió hasta el año 1968. Ese año fue la última Semana Santa que salió desde el Asilo. En 1969 vuelve a Santiago.

Tras la instauración de la Carrera Oficial, y hasta que la Amargura marcha a Los Descalzos, la del Prendimiento hacía su procesión el Miércoles Santo por delante de esta. Desde mil novecientos cuarenta y uno lo va a hacer el último sitio del Miércoles Santurrón. En los años cuarenta, el recorrido que proseguía la procesión era el siguiente: Santiago, Canalejas, Marqués de Casa Arizón, José Antonio Primo de Rivera, Rotonda, Carrera Oficial, Plaza Encarnación, Refugio, Cruces, Plaza Domecq, José Luis Diez, Carmen, Núñez de Villavicencio, Alfonso X el Sabio, Rafael Rivero, San Marcos, Padre Rego, Compañía, Francos, San Juan, Oliva y Santiago. Salía a la veintiuno con cero, llegaba a la Rotonda a las 21,55, y se recogía a la 1,45. El itinerario que proseguía cuando salía de la Victoria era el siguiente: Marqués de Casa Arizón, Canalejas, Santiago, Oliva, San Juan, Chancillería, Marqués de Casa Arizón, Puerta de Sevilla, Carrera Oficial, Encarnación, Refugio, Cruces, Plaza Domecq, José Luis Diez, Asunción, Carmen Núñez de Villavicencio, Alfonso X el Sabio, Puerta de Sevilla y Marqués de Casa Arizón. Salía a las 20,00 y se recogía a las veinticuatro,30. En los años sesenta, la salida se producía a las veinte,00 y se recogía a la 1,30. En la década siguiente su salida se producía a las diecinueve con treinta y se recogía a las dos con quince. Su recorrido de vuelta ya quedó claramente de la siguiente forma: … Tornería, Rafael Rivero, Por-vera, Ancha, Santiago. En los últimos tiempos alguna vez la hermandad ha salido a las diecinueve con quince. El día de hoy la hermandad efectúa su salida del templo a las 19,30 y su recogida se ha prolongado hasta las tres con treinta. Como nota anecdótica de todos estos años, en 1962 a raíz de la lluvia no salió el Miércoles Santo sino más bien el Jueves Santurrón, acordando sus hermanos no regresar a salir otro día que no fuera el Miércoles Beato. En el año mil novecientos setenta el Cardenal Arzobispo de Sevilla D. José María Bueno Monreal castigó sin salir a las Hermandades del Transporte y del Prendimiento por determinadas anomalías en la estación penitencial de dichas cofradías en la Semana Santa del año anterior quedando las imágenes en Besapiés y besamanos, y por año siguiente tampoco lo hizo por motivo de la lluvia que cayó ese día.

Entre sus actividades benéficas podemos apuntar que en mil novecientos setenta y uno colabora con el Asilo de San José y organiza unas fiestas beneficiosas para obtener fondos para la construcción de un nuevo pabellón para los ancianos. El veinticuatro de junio de 1971 la fraternidad y el pueblo de Jerez solicitan la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad para Don Juan Tomes Silva. No han faltado en estos años los retiros, las convivencias de hermanos y costaleros (con ocasión de la “primera levanta” el Domingo de Ramos), las catequesis, los cursillos de capacitación a inicios de año (especialmente en el mes de febrero) y conferencias, y campeonatos de futbol-sala en el verano.

En 1984, una instantánea de Francisco Puente en el que se veía el frontal del Paso del Señor del Prendimiento al salir de la ciudad de Santiago, fue el cartel oficial anunciador de la Semana Santa. En esos mismos anos centrales de los ochenta, la hermandad, esgrimiendo motivos relativos a la penitencia y el recogimiento, deja de sacar tras los Paso, las tradicionales bandas de música y efectuó su procesión en silencio. Con todo, el pueblo, de forma especial el gitano del distrito de Santiago, acompañaba los pasos con la música de las palmas y las “tonás” flamencas. No es posible deja en completo silencio al Prendimiento. De la misma manera que en sus populosas y “tardías” recogidas, es prácticamente imposible que la hermandad pueda meter sus pasos a la hora estipulada.

En los últimos veinte años el conjunto humano que compone la fraternidad ha aumentado pasando de tener 680 hermanos y 250 nazarenos a los prácticamente mil doscientos hermanos y los casi quinientos nazarenos. Además, en el seno de la fraternidad nació hace pero de 2 décadas unos hermanos costaleros que portan tanto el misterio como el palio, y una banda de cornetas y tambores que tuvo una efímera existencia (como tantas otras que nacieron en torno a nuestras fraternidades).

En mil novecientos noventa y ocho estrenó la túnica de San Pedro en color cobrizo.

El doce de noviembre de mil novecientos noventa y ocho se firmaron las escrituras de compra y venta de la Casa de Hermandad, sita en la calle Merced número 10 de nuestra urbe y el sábado 12 de junio de 1999, se procedió a la bendición y colocación de la primera piedra por el entonces prelado de la Diócesis, Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Rafael Bellido Costoso, primer Obispo de Asidonia-Jerez. El veintisiete de marzo de 2002 se bendice y también inaugura la citada Casa de Fraternidad de manos del siguiente Pastor Diocesano, Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan del Río Martín.

El viernes 16 de septiembre de 2011 fue retirada de culto la imagen de María Muy santa del Desamparo para proceder a su restauración por parte de la empresa Talleres Ressur, sociedad anónima, encarnada en las personas de Francisco Bazán y Francisco Brenes.

Hermandad del Prendimiento – Jerez [Historia, imágenes y pasos]
Valora este post!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *